Sociedad

CAMBIO EN EL MÉTODO DE EVALUACIÓN

El miedo de los universitarios a los exámenes orales

22/02/2012 | 09:52

♦Porqué cuesta tanto afrontar ese momento. Un estudio de la Universidad Nacional del Litoral analizó el estrés que provoca la situación en los estudiantes.  ♦La recomendaciones de los especialistas.

 

 

El miedo a rendir un examen es común en el ámbito de los estudiantes universitarios.  Presentarse ante una mesa examinadora compuesta por varios profesores causa intimidación en algunos alumnos.

 

Según el especialista en oratoria de la Universidad Nacional del Sur Francisco Piña, “hay alumnos que son muy buenos académicamente pero que no pueden expresar sus conocimientos en un examen oral. Esto le provoca inconvenientes en su carrera universitaria y profesional”.

 

Existen varios motivos por los cuales los alumnos se presentan con temor y nerviosismo ante un examen. Entre ellos se encuentra el miedo al ridículo, al fracaso y a las críticas. Este problema es más común de lo que se lo cree, ya que en cifras generales más del 15% de los estudiantes universitarios lo sufren.

 

El miedo del alumno ante el examen oral ha sido comprobado científicamente. En 2002, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) presentaron las primeras conclusiones, donde chequearon distintas variables clínicas en más de cien estudiantes. Resultado: no hay inmunes frente a la experiencia. Además, se registraron secuelas orgánicas en los cuerpos de los  jóvenes, quince días después del oral.

 

 

Según consultas realizadas por www.laargentinaadiario.com.ar  a alumnos de distintas carreras  de la Universidad Nacional del Nordeste, la mayoría se siente preocupado y nervioso antes y durante una mesa oral.

 

Laura estudia Comunicación Social y dijo que más de una vez se bloqueó ante los profesores en las mesas orales. “Sentía que se me nublaba la cabeza, estaba en blanco, todo lo que estudie había desaparecido. No sabía que decir en ese momento”, comentó la estudiante, quien dijo que todavía no pudo aprobar esa materia.

 

Diego estudia medicina y dijo que se presentó cinco veces a  una materia. “Preparaba durante meses los temas, pero llegaba el momento y no me salían las ideas. No las podía, armar tenía muchos problemas para explicarme, temblaba y solo esperaba que el profesor me sacará de ahí lo antes posible”.

 

El alumno universitario afronta una fractura en los códigos de evaluación con respecto al secundario, bastante distinto al temido "pase al frente" de la adolescencia. El examen oral pone en juego otras habilidades del lenguaje. "Algunos lo toman como ventaja, porque con la oralidad podría pensarse que se puede volver a decir algo ampliado o corregido, pero a la vez es como someterse a un juicio, donde el tiempo cuenta mucho, apunta Marta Kisilevsky, coordinadora de Investigaciones de la secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación.

 

 

Algunos consejos para superarlo

 

Simulaciones, ejercicios de respiración y relajación, juegos de rol y meditaciones, son algunas de las estrategias que proponen los especialistas a la hora de reducir los niveles de ansiedad y controlar el temor que provoca rendir un exámen.

 

La asistencia terapéutica para superar el miedo desmedido, a una instancia de evaluación suele ser breve, de entre 6 y 10 encuentros grupales coordinados por un psicólogo que trabaja sobre el bloqueo y las trabas que impiden el desempeño académico.